Vilankulo city & beach

Animado madrugón

Inevitable madrugón. Nelson me acompañó a la puerta de la parroquia. Estaba todo desierto. Eran las 3 de la mañana.

Llega el taxi. Por la carretera nos pararon unos policías. Decía el taxista que era para sacarle dinero, para intentar pillarle con algún papel a faltar, pero él lo tenía todo. Ni siquiera estaban autorizados a multar porque no eran agentes de tráfico pero en fin. Su taxi no estaba identificado como tal. Él dice que pintarlo como taxi si luego decide dedicarse a otra cosa supone un gasto de pintar y despintar y luego el coche no se queda igual de bien.

Al llegar a Maputo también estábamos solos por las calles. Al llegar a la avenida Samora Machel, en lugar de dar la vuelta al parque decide entrar por una dirección prohibida y a cierta velocidad. Me pareció atrevido tras decirme como actuaba aquí la policía, pero no se veía a nadie. Descargamos mochilas, le pago y me uno a los viajeros que esperaban el check-in. Cuando el taxista está subiendo al coche para irse, llega corriendo un agente con una especie de ametralladora y se pone a hablar alterado. Le debió decir que le había pillado haciendo una infracción. Enseguida llegó otro militar. El taxista se enfadó de entrada diciendo que él no era ningún criminal y que no merecía amenazas. Era un poco chulo la verdad viendo el panorama armamentístico, aunque a lo mejor es la forma de imponerse y que no se saquen hasta los higadillos. Menuda movida! Menos mal que me pilló en la cola del bus, si no me da algo. Me miraba con otra pasajera y poníamos cara de pocker.

Hacia la provincia Inhambane

DSC_0881El bus era cómodo, aunque los asientos pecaban un poco de estrechos. A mi lado una pareja de israelíes que viajaban por unas semanas a África. Habían estado en Sudáfrica y parecían contentos, aunque habían pasado bastante frío. Ahora llegaban con ganas de alcanzar la playa y disfrutar del clima tropical de estas costas. Eran buceadores. Pocos israelís por estos lindes les dije. Normalmente me encuentro en mis viajes a varios israelitas pero esta vez ellos son los primeros. Parece que África no es un destino por excelencia para los judíos.

 DSC_0882 DSC_0889bis

Transbordo

Yo me bajé con otro hombre en Pambarra, la intersección con el camino que conduce a Vilankulos. Eran las 12:30 y había que coger una chapa. Una hora más de recorrido hasta llegar a mi destino. El camino era precioso lleno de palmeras por todas partes, pero no tenía ventana, así que no tenemos fotografías. Una vez más la única blanca en la combi, mis compañeros muy majos, uno quería practicar inglés.

Llegando a la población aparece una indicación a la izquierda de “Universidad”. Es sorprendente ver estos carteles en África que te envían por un camino sin, asflatar, sin infraestructuras cercanas y sin apreciarse un complejo a la vista. Nuestras mentes occidentales no están preparadas para este concepto de facultad 😉

Baobab Beach Guest-House

Cogí un taxi para llegar a Baobab Beach Guest-House. 1000 Meticals. No hay transporte público interurbano, me confundí con las distancias y pensaba que estaban más lejos. De hecho me marearon, no me decían la verdad, todos querían que cogiera un taxi. El recorrido no merecía los tres ceros pero los precios del transporte están pactados. Es el precio por viajar a lugares turísticos, Vilankulos es una escala inexcusable en Moz…

A la entrada el baobad que da nombre al alojamiento y una caseta con un guardia de seguridad. Aprovechad para ver los frutos del baobab, la pulpa se come pero no es dulce, es extraño el sabor.

DSC_0254   DSC_0247

DSC_0257No me gustó nada que el tío de la recepción no hablara portugués. Un rubio de UK, que parecía que hacía las veces de gerente. Seguramente pensaba que con inglés ya iba sobrado. Ni tan siquiera los saludos más básicos. Me dio rabia quedarme en un sitio de propiedad extranjera y encima ni siguiera falante do portugês, pero habían muchas cosas en contra de mi bonito impulso por apoyar la economía local: estaba muy cansada, no quedaban muchas horas de luz, el sitio era barato, muy mono (detrás del tendedero mi dormitorio), y además, tenía la playa a los pies.

Vilankulo Beach

Arribazones de posidonia sobre una arena clara y fina, jóvenes locales jugando en la orilla y alguno excepcionalmente disfrutando del baño, sin masificaciones, más bien poco pobladas, con aguas transparentes, palmeras y vegetación en primera línea.. así son “as praia de Vilankulo”.

DSC_0925 DSC_0910bis DSC_0908

Tuve unas palabras subiditas de tono con un oriundo de estas tierras que venía paseando por la playa. Yo estaba enfocando con la cámara a una barca por donde él estaba pasando, pero no disparé porque quería solo la barca. Él pensó que me interesaba como modelo y me gritó diciendo que no esta bien hacer fotos sin pedir permiso. Quería dinero seguramente, es el precio de visitar sitios turísticos. Le puse cara  de dequémehablas y le dije que no le había hecho ninguna foto. Él no me creía, quería ver mis fotos y casi me exigió que se las mostrara. Lo tenía claro con esas formas conmigo! Le dije que no y que sencillamente no era tan interesante como para fotografiarle y se ve que herí su orgullo. Se fue gritando y supongo que maldiciéndome. Luego al volver a la guest-house el tío estaba en la barra. Yo sin mirarle pedí la llave del dormitorio. Él no dijo ni pío.

A mi no me pudo empañar la imagen de esas fascinantes playas

DSC_0978 DSC_0976bis

Vilankulo city

DSC_0932

Me fui a comer al pueblo. Aquí las dos chicas son hermanas y tienen un puesto, lo siguiente de humilde, en el mercado nuevo. Tome arroz con gallina, estaba bueno pero la gallina soltaba como una especie de filamentos… No os voy a dar detalles pero no pude disfrutar el plato, cuando acallé el hambre lo dejé. Charlé con ellas, y me dejaron fotografiarlas, aunque tímidas al principio, les gustaba verse por la pequeña pantalla. De nuevo los mozambiqueños me acogían calurosamente. Vilankulo me iba adoptando. 

DSC_0938

El resto de la tarde me dediqué a pasear por la ciudad y a buscar una excursión a Bazaruto para el día siguiente, pero estábamos en una época con pocos turistas y necesitábamos tres personas para asegurar la salida, tarea nada fácil..

Vilankulos tiene una calle principal que es más bien la carretera y que comunica el mercado viejo, lleno de vida, con el nuevo mercado, con apenas unos puestos y unos bares y con escasa afluencia.

DSC_0954

Luego un par de calles más asfaltadas y el resto son caminos de arena entre palmeras, como el que veis un poco más abajo. A los lados del camino pocas edificaciones firmes, suele haber parcelas con las lindes de vegetación y en su interior chozas y palmeras sobre la propia arena. El lugar tiene mucho encanto pero se camina bastante. Una de las veces que iba paseando me paró un coche y un francés se ofreció a llevarme al centro. Regentaba uno de las empresas que gestionaban safaris náuticos. Era majo y me contaba que aquí había encontrado su paraíso, decía que no imaginaba un lugar mejor para vivir. Me fascina esto de algunas personas que voy encontrando, de repente llegan a un sitio y dicen: “este es mi lugar”, y allí se quedan. Es fantástico, ¿no viajer@s?, lograr esa gran conexión con un sitio y poder categorizarlo con esa firmeza. Yo pienso: quizás algún día me ocurra a mi…;-)

DSC_0990  DSC_0984

DSC_0948DSC_0242

4 pensamientos en “Vilankulo city & beach

  1. Jeje…es genial que todavía HOY, último dia del año, sigan llegando or email tus últimas entradas al blog. Magnífico ver esas imágenes de las playas cuando aquí fuera, en el “poblado” nos estamos quedando sin grados…;-)

    Bueno, pues ya puestos, aprovecho para desearte que se cumplan en este nuevo año todos esos deseos que hayas visualizado y pedido al Universo. Sigamos cambiando el mundo con nuestras pequeñas aportaciones. Un abrazote.
    Alfonso

    • Gracias, amigo Alfonso!! Sí, ayer viendo las fotos eran como un sueño, vuelvo a viajar escribiendo 😉

      Igualmente mis mejores deseos para el 2014, una gran año sin duda! Ahí estaremos, como bien dices con nuestra ilusión y trabajo en equipo intentando cambiar este loquito mundo a base de pequeños pero importantes pasos!! Otro gran abrazo!!

  2. Hola, yo también pienso que algún día en uno de esos viajes te quedaras por allí …pero de momento aquí estas bien. jejeje. Feliz año un beso guapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *