Tánger, mis deudas y Al-Andalús

En busca de Melting Pot

El bus me dejó lejos del centro, desde allí había que coger taxi hacia la Medina. Era domingo por la tarde, mucho tráfico, imposible encontrar uno libre. Aunque son compartidos, son pequeños y a diferencia de otros lugares en África con capacidad limitada: sólo 3 pasajeros. Una chica a la que pregunté se brindó a ayudarme. Ella paraba a alguno y le preguntaba si iba a la Medina, pero nada, no había suerte. Tardamos una hora en dar con uno. Sé que ella hubiera podido estar una hora más ayudándome, es increíble lo que me pasa, veía su satisfacción al ayudar. Al despedirnos la chica me pregunta por mi móvil, como aquí no lo uso le pido el email. Con el coche parado y las personas dentro esperando, ella tranquilamente busca su email para apuntármelo. Nadie protesta, ni conductor ni pasajeros… Me ponía en situación en España, me hubieran montado un pollo que no veas. La chica no tenía ninguna prisa. Sigue leyendo

Las casas de la medina

Punto de partida: la Gran Mezquita

Juan me propuso visitar varias casas de la medina. Como ya os he dicho es arquitecto técnico y ha trabajado elaborando un catálogo de alguna de las más notables casas. Confirmo que la fortuna me persigue, ésta es una oferta irrenunciable y absolutamente única, no solamente el acceso a las casas sino disponer de un profesional como guía.

Quedamos en la Gran Mezquita, Juan no tenía muy claro que me pudiera llegar sin vagabundear demasiado y decía de pasar a recogerme, pero le dije que no. Me quería poner a prueba a mi misma y ver si era capaz de llegar desde Hotel África a la Gran Mezquita. (los planos de que dispongo no recogen el entramado de la medina). Y lo fui! y más difícil todavía… sin preguntar a nadie ;-). Por el camino pasé por la calle de los desayunos, un callejoncito lleno de pequeños puestos con oferta diversa para el tentempié matutino y me paré para degustar un maravilloso zumo y unas magdalenas. Sigue leyendo

De Bab Okla a Bab Tut, encuentros y tortillas

Mediodía en Bab Okla 

Decidí seguir con la medina, ya más mía que de Tetuán. Objetivo: Bab Okla y Bab Taut, en puntos opuestos. Me acompañó Fanny, una chica que también se alojaba con nosotros y era de Fez, no conocía la medina y Nordin me la encomendó. No sé cómo nos aclarábamos, porque ella no pillaba mi francés y no compartíamos más idiomas, pero nos entendíamos merced a la voluntad.

DSC_0665

Bab Okla se ubica al este de la medina, así que me encaminé a Bab Ruah ─la deslumbrante y bien bautizada Puerta del Viento─ y transité bajo las arcadas de la calle Tarrafin. Pasamos por el mercado de pescado, todo fresco. Maravillosos peces espada asaltaban nuestros ojos, abundantes vendedoras de higos chumbos luciendo su sombrero tradicional de borlas pigmentadas adornaban la estrechez de las calles, las omnipresentes especias con su polvo cónico, fascinante colorido y aroma nos cortejaban….

Os recuerdo el tema de los dulces, esto es la perdición de los golosos, insectos incluidos. Sigue leyendo

La Medina de Tetuán: Plaza del Feddan, Bab Ruah y Guersa el Kebira

Patrimonio de la humanidad

La Medina de Tetuán fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en diciembre de 1997 y es, según leo, de todas las medinas de Marruecos, la que ocupa un lugar particular por sus características históricas.

Ayer me perdí pero hoy lo haré con un poco de organización, siguiendo indicaciones del blog de un viajero donde plantea unos itinerarios que parten de las puertas más importantes de la medina y recorre los lugares y rincones más destacables.

Plaza del Feddan y el Palacio Real

A diez pasos de Hotel África nuestra vecina la Plaza del Feddan ─ actualmente Plaza Hassan II y Plaza de España en la época del protectorado─ es una plaza inmensa, presidiéndola se haya el Palacio Real, uno de los tantos palacios de que disponen los monarcas marroquíes en las ciudades más importantes del país, y donde se alojan cuando viajan por esas zonas. Es imponente y majestuoso, por supuesto no visitable. Anteriormente fue el Palacio del Jalifa y la sede de la Alta Comisaría Española en los tiempos de la ocupación. La plaza fue transformada en 1988 perdiendo su aspecto nazarí.

Sigue leyendo

Llegada a Tetuán, Hotel África y hammam

 

Mi primera idea de este viaje fue Tetuán, me interesaba el tema del protectorado español en Marruecos: qué era realmente eso del protectorado, cuanto de protección y cuánto de dominio había en ese concepto, qué impronta española queda por aquí… No tengo referencias de otros viajeros y sin embargo tengo una intuición fuerte de que me va a gustar. Tenía que venir, fue una de las razones, si no la única, por las que me resistí a seguir en Xauen.

Llegué sin reserva, Mohamed había contactado por teléfono con algún hotel pero sin éxito, parece que estaba todo bastante completo, así que decidí probar suerte y si no llamaba a Shamira, a ver si ella me podía ayudar.

A pesar de llegar con el tiempo justo a la estación de Xauen, me tocó esperar 30 minutos. Retraso del bus. Esta vez viajaba a lo cómodo, con la compañía CTM. Fue interesante la venida en aquel caluroso bus pero ahora no me apetece repetirlo. CTM es la transportista de pasajeros más europea de Marruecos, confortable, limpia…hasta te facturan la maleta dándote el correspondiente resguardo, cosa que en ALSA, la compañía con la bajé desde Valencia a Marruecos no existía, cada uno metía y sacaba su bolsa sin ningún control con la esperanza de que al llegar a destino la bolsa se mantuviera en el maletero. Además en CTM funciona la regulación de la refrigeración por cada asiento, cosa que no siempre he visto que funcione, sin ir más lejos en ALSA.

Sigue leyendo

Sin querer dejar Xauen…

La foto de Xauen

Estaba rodeada de profesionales y grandes aficionados a la fotografía, Ethan fotografo profesional, Ossama ─un amigo de Mohamed─ un entusiasta con dotes de experto, Emmanuelle amateur pero con un ojo magnífico, al igual que otro de los italianos. Este túnel de la medina fue uno de los más preciados blancos de nuestros objetivos. Emmanuelle me dio las pautas y la verdad es que el resultado es fascinante.

 DSC_0238 DSC_0245 Sigue leyendo

Trekking inesperado en Akchour

El trayecto

Decidí ir a las cascadas de Akchour, no es que lo tuviera muy claro, porque me apetecía mucho disfrutar de la medina de Xauen, pero soy facilona y si haya algo cercano que merezca la pena no me puedo resistir. En principio lo iban a organizar desde la guesthouse para ir un grupo pero no salió la cosa y la verdad aunque me restaba comodidad me sirvió para recordar que un vehículo normal puede llevar hasta 6 personas (conductor a parte), 2 en el asiento del copiloto y 4 detrás independientemente de las dimensiones de los traseros y también que es perfectamente compatible conducir un vehículo por curvas y hablar por el móvil al unísono durante todo el trayecto ;-). Sigue leyendo